12 de agosto de 2013

Canelones de pencas rellenas de pollo y jamón serrano



Vosotros diréis !!ufff canelones con el calor que hace!!....aunque apetezcan comidas fresquitas también apetecen comer comidas que templen el cuerpo, y con comerlos templados y gratinarlos en el microondas ya nos ahorramos el calorazo del horno. Esta fue la comida del mediodía que comí ayer.
Es una comida de fiesta con la cual quedaréis estupendamente.La podemos tener preparada tan sólo para gratinar.
Os presento una forma diferente de comer unos canelones,  riquísimos y con pocos ingredientes además de económicos.
Si no te gustan las pencas o eres de las que sólo se comen las hojas verdes de las acelgas y tiras las pencas, te propongo estos canelones, son mucho más ligeros que los de pasta y los niños no se enterarán de que están comiendo verdura, son suaves y ligeros con un relleno delicioso.
Con esta cantidad de carne hubo para rellenar 7 pencas grandes de acelgas.

Ingredientes para el relleno:
7 pencas grandes de acelgas
100 gr de pechuga de pollo
1 cebolla pequeña
50 gr de taquitos de jamón serrano
1 cucharada de harina
100 gr de leche desnatada
nuez moscada
2 cucharadas soperas de aceite de oliva

Para la bechamel:
1 cebolla pequeña
1 cucharada sopera de harina
200 gr de leche desnatada
Sal
Nuez moscada
1 pizca de sal
2 cucharadas soperas de aceite de oliva

Para gratinar:
Mezcla de 4 quesos
Trocitos de mantequilla

Aunque la explicación se vea larga son muy rápidos de hacer.

Preparación del relleno:


 Cocemos las pencas en agua salada, unos 10 minutos, las sacamos y las dejamos escurrir
 En la sartén con 2 cucharadas de aceite rehogamos un poco el pollo troceado, sacamos y reservamos
 Cortamos la cebolla a trocitos y con las dos cucharadas más de aceite rehogamos la cebolla
 Cuando veamos que está pochadita la cebolla añadimos los taquitos de jamón serrano, apartamos y trituramos todo junto el pollo, la cebolla y los taquitos de jamón-
 En la misma sartén añadimos las cucharadas de aceite de oliva junto con una cucharada sopera de harina, la tostamos un poco...
 Y le añadimos la leche junto con un poco de nuez moscada, removemos bien hasta que tengamos una bechamel espesita.
 Echamos la carne triturada y mezclamos bien para que se integren todos los sabores.
Reservamos
Como veis he realizado dos bechameles una que va con el relleno y la otra para gratinar, de esta manera quedan muy jugosos y gustosos.

Preparación de la bechamel:

 Cortamos la cebolla en trocitos pequeños y rehogamos en la sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva
 Removemos bien y tostamos ligeramente
 Añadimos la leche junto con un poco de nuez moscada y una pizca de sal, removemos bien hasta que tengamos la consistencia de bechamel si nos gusta más clarita añadimos más leche, pasamos todo por la batidora para que nos quede una bechamel fina sin los tropezones de la cebolla
 Una vez escurridas las pencas presionamos bien contra un papel de cocina para quitar el posible agua que tengan, y vamos rellenando con la mezcla de carne y bechamel.

Para gratinar:
Colocamos en un  plato y echamos por encima la bechamel y la mezcla de los 4 quesos y los trocitos de mantequilla, yo los gratiné en el microondas debido a los calores que tenemos por aquí, pero si se prefiere se puede gratinar en una bandeja especial para hornos.

Exquisitos.

21 comentarios:

  1. Pues vaya cosas ricas uqe haces, parecen canelones o rollitos de primavera y estan hechos con pencas. Una maravilla.
    Tengo dos sorteos activos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Calor!! pero si esto se come sólo!! menuda pintaza tienen!! Me los llevo ahora mismo!! Un beso.

    ResponderEliminar
  3. esto entra solo y dan ganas de comer mas!!! si es q, q buena pinta q tiene!!!

    ResponderEliminar
  4. Hija Maria José te ha quedado un plato de fiesta fiesta, que rico y sabroso tiene que estar, tiene una pinta exquisita y a estas horas con la tripa medio vacia no te digo como lo cogiera cerca. Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues un plato completo y equilibrado....fantástico sin duda alguna.

    ResponderEliminar
  6. La acelga es una verdura que da mucho de sí, y esta es una opción perfecta. Besos,
    Pilar

    ResponderEliminar
  7. HOy aquí hace baste fresquito fuera aunque las casas esté llenas de calor. Yo le pondría pegas a un cocidito pero a este plato ninguna. Bien bueno, lo único es que a mi se me da muy mal enrollarlos, ahora me compro unos en el lidl que solo hay que rellenarlos jaja.
    Besinos

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué ricos! canelones todo el año ;)

    ResponderEliminar
  9. Que buenos!!!
    Ya tienes una nueva seguidora, te invito a mi blog: cocinandocongloriapaz.blogspot.com

    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Que originales y buenos que estaran, tienen una pinta estupenda, me ha encantado la receta, besos

    ResponderEliminar
  11. Pero que receta más rica !!!! me ha encantado. Besos

    ResponderEliminar
  12. Con lo que me gustan las pencas, esta me la apunto, que canelones más sanos y económicos.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  13. Jo pues es verdad, estoy que me aso pero que quieres que te diga, necesito recetitas con las pencas que nos han salido acelgas en el huerto del pueblo para dar y tomar. Y se ven realmente apetitosos. Me han encantado!
    Un besooo

    ResponderEliminar
  14. Una buena idea, mira que hago cosas con las pencas, pero lo de
    los canalones es estupendo, te felicito, bs.sefa

    ResponderEliminar
  15. María José, estos canelones se comen con auténtico placer a 40 grados, amiga. Te quedó un plato muy original y seguro que muy rico.

    Anímate a preparar el licor, un año que no me regalaron guindas lo hice con fresas y estaba también muy bueno. Besinos.

    ResponderEliminar
  16. Esto es una perdición, que rico, mmmmm

    ResponderEliminar
  17. Mmmm nunca he probado unos canelones con ese relleno, pero tiene muy buena pinta y seguro que están deliciosos!! De eso no me cabe ninguna duda! Un beso

    ResponderEliminar
  18. Tan maravillosa como todas tus tus creaciones.
    Me a encnatao
    Un besazo

    ResponderEliminar
  19. Con el frío que hace en Buenos Aires va a ser una bendición encender el horno.
    Es una forma estupenda la de aprovechar las dichosas pencas. Gracias por la receta. Un cariño.

    ResponderEliminar